El Proceso

Voces desde el lado feo de la curva

Pocos cambios

Poco que añadir a lo puesto en la entrada anterior.

Tan solo decir que el último día de rehabilitación, me vio la rehabilitadora que me prescribió las 15 sesiones que estoy recibiendo.

Vio clara mejoría a como estaba el día que me lo prescribió, así que me ha ampliado unas cuantas sesiones más, de modo que llegare a mediados de septiembre con la rehabilitación.

La verdad es que no estoy notando grandes mejorías. Pero si estoy viendo mejoras en casos puntuales.

No necesito ayuda para levantarme de la cama. Básicamente hace mes y medio necesitaba siempre un empujón para levantarme. Ahora no.

Ahora yo solo me basto para pasar de la posición de tumbado a sentado.

¿La rehabilitación?

¿Los efectos de la GH?

Algo será lo que produce que en la peor época, esté recuperando movilidad.

La prueba de la bomba de Baclofeno sigue en dique seco. Sigo esperando y ya va 1 año y 4 meses de espera.

Espero que el ruido que comienzo a hacer, de algún resultado.

El que no llora, no mama, se suele decir, y en épocas de recortes, si estas esperando por algo no tan urgente, el llanto se debe oir por encima de mucho ruido.

Nada más lejos de mi intención que, por ejemplo, dejen de operar un tumor, por ponerme a mí y mi prueba, pero aunque sea podían ponerse en contacto conmigo, nada más para disculparse por tanta tardanza y explicar lo que sucede. Llevo casi año y medio de espera con silencio total por su parte.

No tendrían ni que gastar teléfono, ni papel, ni sobres y sellos.

Tienen mi correo electrónico. Se lo he dado en varias ocasiones.

Que lo usen, ¿no?

En fin…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio