El Proceso

Voces desde el lado feo de la curva

El renacido… más o menos

Un montón de tiempo hasta que puse lo del virus Epstein Barr. Y hasta hoy parece que han pasado eones desde la última vez que os contaba mis cosas.

Seguramente todos nosotros hemos pasado por épocas bajas. En mi caso más que físicas, que también, aunque no relacionado con la esclerosis múltiple, han sido de carácter anímico. Supongo que tarde o temprano todos tenemos que hacer ese ejercicio de introspección profunda. Pasar nuestro particular antivirus por nuestro cerebro y empezar a limpiar, retocar, almacenar en otros lugares, cambiar prioridades nuestro eterno aceptar y adaptarse.

En otra entrada hablaremos de un nuevo síntoma bastante peliagudo que todavía no sé si tengo producido por neurodegeneracion. Esa parte de la esclerosis múltiple que tantos quebraderos de cabeza nos producen a los enfermos y también a los médicos e investigadores porque realmente no se tiene ni idea de cuál es su funcionamiento.

Habrá nuevas entradas con síntomas vistas desde el lado feo como corresponde a este blog para intentar dar visibilidad a esa población de esclerosis múltiple de la que no se habla o se habla mucho menos aunque solo sea por el hecho de que somos afortunadamente muchos menos.

Y también habrá entradas más amables con mis personales trucos, que no tienen, como siempre digo, por qué servir a otros pero creo que pueden dar ideas. Para aceptar lo que tenemos y adaptarnos en la medida que podamos.

En la película El Renacido al pobre Leonardo DiCaprio le hacen de todo. Realmente pasa las de Caín pero al final consigue lo que se propone.

Después de mi proceso de limpieza no he aparecido ni más listo, ni menos enfermo, ni menos tetrapléjico y muchísimo menos más guapo. Ahí siempre tiene las de ganar DiCaprio.

Pero las ganas y la voluntad vuelven a ser las que eran y las intenciones de seguir con todos vosotros aunque no han desaparecido nunca, vuelven a estar a flor de piel.

Hasta muy pronto muchachada.

11 comentarios en “El renacido… más o menos”

  1. Pingback: El blog «El Proceso» vuelve a estar activo después de unos meses. – Atuem

    1. Creo que todos tarde o temprano tenemos que pasar por ese reciclaje sobre todo mental en el que hay que librarse de mucho lastre. Yo he tenido la suerte de poder ir saliendo yo solo siempre con la ayuda de mis familiares. Es importantísimo no quedarse metido en el pozo y si hace falta echar mano de profesionales hacerlo. Yo lo he tenido clarísimo.

    1. Es súper necesario de vez en cuando hacer un freno con introspección para poderte librar de todo el lastre innecesario que lo único que hace es retrasar tu marcha. Un abrazo fuerte amigo

  2. Pues si Juanjo, así es, lo óptimo es salir de los «bucles mentales», si los hay… Con una buena escu ha o profesional.
    Un beso grande
    Maite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio